Rendimiento escolar y experiencia TIC

El rendimiento escolar debe incluir la experiencia TIC, no soslayarla como una herramienta, pues en el aula las TIC no son un saber técnico, son un saber desenvolverse, una práctica social que debe ser aprendida, una meta de aprendizaje necesaria en nuestra sociedad.

Por Juan Lapeyre, especialista en Investigación y Desarrollo de Aprendizajes y Buenas Prácticas con TIC en el Ministerio de Educación del Perú y bloguero de EDUTEC-PERÚ

foto artículo lapeyre - Jalal Khan destacadaFoto: Jalal Khan

No tiene sentido pedir que la matemática o la ciencia o el arte demuestren que influyen en el rendimiento escolar porque a nadie se le ha ocurrido que no sean metas de aprendizaje. No son estrategias, ni son recursos didácticos. Son capacidades que todo estudiante debe adquirir. En cambio, se pide que las TIC prueben que influyen en el rendimiento escolar, cuando más bien son objeto del rendimiento escolar, es decir, un estudiante debería ser tan bueno en matemática, ciencia o arte como en TIC.

Quizá el problema es que quienes piden esta demostración no saben que las TIC no son aparatos, ni son recursos, porque no han tenido la experiencia TIC. Esto sucede mucho, no solo con relación a las TIC, sino a cualquier experiencia, solo que no es socialmente reconocido. Me explico. Las personas que no tienen dominio o habilidad para la matemática y conocen a una persona que hace gala de ese dominio creen que esta persona tiene un “don”, un agregado que la hace extra-ordinaria. Es una cuestión de ser experto o técnico. Es un aditamento al ser humano normal, piensan. Eso no es para todos. Ese dominio no es para todos. Sin embargo, la matemática que hoy domina un niño debe ser asombrosa para un niño de generaciones atrás. No digamos la que maneja un niño de los países con mayor desarrollo educativo frente a los países de menor nivel. Es un asunto de educación, no de milagro.

Sucede que con las TIC se cree que son una especie de magia que solo algunos comprenden o que es difícil adquirir. Es una experiencia que no es para todos los seres humanos. Les pido que observen a su alrededor. Si dominan las TIC, muchas personas que no lo hacen lo sentirán como distinto, una especie de gurú (incluso se usa esta palabra en algunos contextos educativos). No es una experiencia común, suponen ellos. No es tan común como la ciencia, la matemática o el arte (al menos, no admiten que lo sea). Se cree que niños más inteligentes son los que dominan las TIC. No se puede ser menos inteligente y dominar las TIC. Esto, ciertamente, es falso.

El asunto es que siempre se presenta las TIC como un saber técnico. Supongo que eso es cierto, para quienes elaboran las TIC, como sucede con los matemáticos, los científicos o los artistas. En este nivel, existe una especialización. Pero la matemática del mercado, la ciencia del clima o el arte de mi sala no es la misma experiencia. Y también son experiencias matemáticas, científicas o artísticas. Siempre se presenta a las TIC desde la óptica del creador de TIC y no desde la perspectiva del usuario. Como si el estudiante tuviera que ser matemático, científico o artista para aprender sobre estas experiencias humanas. Las TIC en el aula no son un saber técnico, son un saber desenvolverse, una práctica social que debe ser aprendida, una meta de aprendizaje necesaria en nuestra sociedad.

Deben incluir un grado de saberes técnicos, como en los otros casos. Pero la experiencia TIC no es ajena a la vida cotidiana y no incluye ser tecnólogo, sino usuario, prosumer, fantic, geek, freak, twitero, bloguero, etc. es decir, una serie de situaciones vitales comunes a millones de personas, situaciones que, además, son ávidamente asimiladas por cada nueva generación, es decir, se hacen o se están haciendo parte sustantiva de nuestro mundo social.

No tiene sentido pedir que esa experiencia “mejore” el rendimiento escolar. El rendimiento escolar debe incluirla, no soslayarla como una herramienta. ¿Qué sentido tiene una educación que no toma en cuenta entre sus metas una experiencia básica de la sociedad? ¿Qué sentido tiene esconderla o disimularla? Las TIC, como meta de aprendizaje, no son el saber técnico, son la experiencia TIC necesaria para ser un ciudadano y una persona en esta época, en nuestro país.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>